No siempre todo lo que tiene que ver con el sexo es placentero. Existen ciertas prácticas sexuales que te pueden enfermar, lastimar y hasta terminar con tu vida. Así que toma nota:

1.- Sadomasoquismo. En este fetiche sexual que encuentra a los azotes y golpes como estimulantes sexuales. Pero cuando esta práctica llega a un grado extremo, los actos y torturas se vuelven más violentos, lo cual amenaza significativamente la salud de las personas participantes.

2. Sexo químico. Esta práctica está relacionada con el consumo de sustancias tóxicas como son las metanfetaminas o cocaína, con la intención de que el sexo sea más duradero, lo cual no es nada saludable.

3. Hematolagnia. Este fetiche está relacionado con el vampirismo, pues sus usuarios encuentran la satisfacción a través del sangrado durante el acto sexual, pero las heridas se pueden salir de control y ocasionar desde infecciones hasta que la persona se desangre.

4. Stealthing. Es la práctica de quitarse el preservativo durante la relación sexual sin que la pareja se percate ni dé su expreso consentimiento para ello.

5. Omorashi. Esta tendencia sexual consiste en evitar orinar por un largo periodo para mantener la vejiga llena y de ese modo producir excitación con el dolor, pero aguantarte por mucho tiempo puede provocar infecciones en vías urinarias.

6. Beso blanco. Esta ruleta rusa se basa en que el hombre eyacule en la boca de una persona y después ésta le pasa el semen a otra o al mismo eyaculador de boca a boca. Puede ser en pareja, en trío o en una orgía, y el riesgo de contraer ETS entre los que comparten fluidos es altísima.