La corte de Azbakiya sentenció al abogado egipcio Nabih Al-Wahsh a tres años de cárcel por incitar a los hombres de su país a violar y abusar sexualmente de mujeres que usen jeans rotos en las calles.

También fue acusado de esparcir información falsa y dañar el interés público.

El abogado no asistió a su juicio.

En octubre, este hombre dijo en un programa de televisión que las mujeres que usan ropa “indecente”, como pantalones rotos, no deberían ser respetadas e invitó a los hombres a acosarlas.

“Violarlas debería ser un deber nacional”, dijo el sujeto.

El Consejo Nacional de los Derechos de las Mujeres solicitó que fuera enjuiciado, asegurando que sus palabras violaban la constitución de Egipto, que garantiza la protección de las mujeres ante cualquier forma de violación.