Alemania ha comenzado a implementar una nueva estrategia para disminuir el número de migrantes que hoy habitan su país en busca de refugio.

Su solución ha sido darles 3,750 euros con la condición de que regresen a sus países de origen.

La mayoría de estos migrantes provienen de naciones mayormente musulmanes, de donde huyeron por la situación bélica que se vive allá.

El Ministro Interior explicó que aquellos que califican tienen hasta el 28 de febrero del 2018 para aplicar y recibirán el dinero ya que regresen a casa.