La sal es un gran intensificador de sabores, de hecho varios de los alimentos que podríamos considerar como “adictivos” son porque contienen una gran cantidad de sal sin importar si su sabor el dulce o salado y consumirla en exceso puede provoca daños a la salud. Según la Asociación Americana del Corazón, las enfermedades vinculadas con el exceso de sal causan la muerte de 2,3 millones de personas a nivel mundial cada año.

A continuación, te presentamos los alimentos que podrían parecer bajos en sodio pero no lo son:

Donas
1 dona contine 560 mg de sal
Los alimentos horneados son los principales culpables, pues contienen bicarbonato de sodio y polvo para hornear, 2 ingredientes que tienen altos niveles de sodio.

Lata de jugo de tomate
1/2 taza de salsa de spaguetti contine 440 mg de sal
El azúcar extra fácilmente disfraza el alto contenido de sal que tienen estas salsas de tomate. Lo más recomendable es que las prepares con productos naturales.

Quesos
1 rebanada de queso amarillo contine 240 mg de sal
Los quesos altamente procesados son sumamente dañinos, no sólo por la sal que contienen, sino también por sus químicos. Los más agresivos son el amarillo, el queso azul importado y el halloumi.

Cereal
1 taza de corn flakes (sin leche) contiene 270 mg de sal
Hay cereales que contienen más sal que una bolsa de papas fritas. Por eso lo mejor es comer cereales altos en fibra y los menos artificiales posibles como la avena.

Embutidos
Tan solo una rebanada de jamón puede contener el 5,5 % del sodio recomendado en adultos.