México anunció el martes nuevos aranceles por seis meses para proteger a su industria siderúrgica, una medida adicional a las ya tomadas sobre las importaciones a bajo precio provenientes de varios países, entre ellos China.

Empresarios locales aseguran que estas importaciones están golpeando sus negocios.

Los aranceles, de alrededor de 15%, se impondrán a productos de acero básicos como placa, planchón, alambrón, lámina rolada en frío y lámina rolada en caliente originarios de países con los que México no tiene acuerdos de libre comercio, dijo la Secretaría de Economía (SE).

El Gobierno de México ha impuesto este año cuotas compensatorias preliminares y definitivas, además de medidas administrativas, a productos de acero de procedentes de China, Alemania, Francia, España e India.

Las siderúrgicas mexicanas han anunciado el recorte de miles de puestos de trabajo y la cancelación de inversiones debido a la crisis generada por las importaciones, que consideran, entran al país en condiciones desleales.

Desde hace México inició una investigación sobre las importaciones de alambrón de acero originarias de China por posibles prácticas desleales de comercio en la modalidad de discriminación de precios.

La indagatoria fue solicitada por las siderúrgicas ArcelorMittal, Deacero y Ternium en julio, dijo la SE en una resolución publicada en el Diario Oficial de la Federación.

Forbes México:

http://bit.ly/1P5zpvE