Regular tu consumo de calorías no solo te ayudará a conservar la figura, también a cuidar tu salud. Para empezar debes saber que el consumo diario de kilocalorías recomendadas para un hombre con actividad física moderada es de 2,000, para una mujer 1,800 y para un niño de diez años 1,500.

Partiendo de esto aquí te decimos cómo bajarle al consumo calórico:

    • Sé consciente de tu peso. Asegúrate de qué tan lejos te encuentras del rango ideal para comenzar, si estás en tu peso ideal, aprender a mantenerlo. Para saber si te encuentras en tu peso apóyate de alguna aplicación para calcular tu índice de masa corporal.

peso

    • Reduce las porciones de tus alimentos de manera gradual. No se trata de que elimines por completo algunos alimentos de tu vida, más bien controla las cantidades y la frecuencia.
    • La clave es mantener un equilibrio entre lo que se consume y el número de calorías que se gastan dependiendo de la actividad diaria que se realiza. Las frituras de vez en cuando no hacen daño si en lugar de subir por el elevador usas las escaleras, por ejemplo.
    • Realizar actividad física no sólo ayuda a quemar calorías, sino que también aporta beneficios fisiológicos, psicológicos y sociales. No es necesario que te mates yendo al gym con 30 minutos de ejercicio al día serán suficientes.

camina

  • Cuando comas dedícate únicamente a esta actividad, olvídate del trabajo, la escuela o lo que te genera estrés de lo contrario interfieres con la percepción del hambre y la saciedad.
  • No creas en las dietas milagrosas. Todo lo que vale la pena y es eficaz requiere tiempo y esfuerzo. Las sustancias que prometen desaparecer los kilitos de más en cuestión de un par de días, pueden resultar contraproducentes y recurrentemente traen problemas de salud.

dieta