Muchas no nos sentimos totalmente despiertas hasta que nos tomamos la primera taza de café y es que además de ayudarnos a tener más energía en las mañanas y ser delicioso también nos ayuda a bajar de peso.

Según el profesor de la Universidad de Massachusetts, Chris Kilham, el café contiene una gran cantidad de compuestos naturales, entre ellos antioxidantes que nos ayudan al prevenir la tristeza o el Parkinson. Además, ayuda a regular la glucosa en sangre, lo que reduce la producción de grasa y permite perder peso constantemente.

Y gracias a que energiza puede ayudarte a deshacerte de más calorías en tus sesiones en el gym y si son en la mañana mejor, ya que una taza de café origina un efecto térmico durante las próximas tres horas, además el gasto de energía aumenta en un 16% en aproximadamente.

¡Pero aguas! Aunque tomar café ayuda a adelgazar, todo en exceso es malo, un estudio de la Universidad de Australia Occidental apunta que el consumo excesivo de café, aumenta la retención de grasa en el cuerpo. Una taza al día es suficiente.