La primera dama de Francia, Brigitte Macron, bautizó este lunes al primer panda nacido en Francia, fruto de una pareja de osos prestada por Pekín como gesto de amistad diplomática.

Este préstamo realizado en 2012 tiene una duración de 10 años y forma parte de la llamada “diplomacia del panda”, con la cual el país asiático busca promocionar su amistad con otros países.

brigitte1

El pequeño bebé al fin tiene nombre: Yuan Meng, que significa “el cumplimiento de un deseo” o “de un sueño”. La ceremonia de nombramiento en el Zoológico Beauval, al sur de París, fue un momento diplomático importante, pero la cría de cuatro meses no lo vio así: atacó con un gruñido a la primera dama cuando iba a acariciarla.

El zoológico anunció que el pequeño panda podrá ser visto por el público en general a partir del 13 de enero de 2018.