Tanto en hombres como en mujeres, existen cambios en el cuerpo siempre que se tienen relaciones sexuales. Anteriormente explicamos que pasa cuando un hombre se encuentra excitado, pero ahora se trata de las mujeres, ¿qué pasa con los senos durante una noche de placer?

 

Cuando se tiene relaciones sexuales el cuerpo experimenta varios cambios físicos, principalmente en los senos y quizá de algunos ya te habrás percatado, como el endurecimiento de pezones, esto ocurre porque el flujo de la sangre aumenta hacia la superficie de la piel.

 

En otras ocasiones llegan a doler por la excitación que se genera; y en otras hasta pueden a crecer considerablemente durante el sexo. Por lo que ahora la Universidad de Stanford ha publicado un estudio sobre este último punto, dando una razón científica al aumento del busto.

 

  1. Puede aumentar hasta una talla en la copa de brassier que normalmente usan, si los niveles hormonales de progesterona y prolactina son altos, regularmente unos días antes de la menstruación. Esto hace que se retenga más agua y los tejidos mamarios aumenten.

 

  1. Conforme el proceso de excitación, el flujo de sangre extra que llega a los pechos hace que aumenten de tamaño. Hay mujeres a las cuales les crecen hasta un 25%. Aunque después del éxtasis vuelvan a su tamaño original.

 

Es por eso que en algunas ocasiones se siente un ligero dolor después de tener relaciones, ya que el cuerpo tiene que volverse a adaptar a su forma natural.

 

giphy-73