El oído es uno de los sentidos más importantes para el ser humano y sumamente sensible. La pérdida de audición puede ocurrir por diversos factores algunos pueden ser generados por enfermedades o golpes.

La pérdida de audición es una consecuencia del envejecimiento, todas las personas sufren de una disminución en la capacidad de audición a partir de los 30-40 años, que se vuelve significativa al llegar a los 80 años.

escuchar

Los oídos son órganos delicados que requieren de mayor cuidado y aquí te contamos un poco de las causas principales de la disminución o pérdida auditiva:

1. La exposición diaria al ruido es una de las principales de sufrir un daño auditivo.

2. La pérdida de audición en niños puede ser hereditaria o puede producirse por enfermedades o lesiones graves en la cabeza.

3. Infecciones virales, tumores, traumas acústicos y consumo de medicamentos, pueden provocar una perdida de la audición súbita.

4. La pérdida de células ciliadas de la cóclea, en el oído interno deterioran gradualmente la audición produciendo perdida de la audición neurosensorial. Esto también puede deberse a enfermedades como las paperas, meningitis, esclerosis múltiple, o el ruido excesivo.

Una de las causas más alertantes es la perdida de audición por el ruido, algunos países han recomendado que la exposición diaria sea menor a 85 dB. Pero, esto puede resultar difícil debido a los ruidos del tráfico, gimnasio, la oficina, en el cine, en los estadios, en bares y escuchar música con auriculares.

escuchar2