Las cascadas de Agua Azul es una zona turística ubicada en el municipio de Tumbalá en Chiapas, la cual recibe alrededor de 200 mil turistas al año y que a partir del sismo del 7 de septiembre su cause se ha visto afectado.

Hace algunos días los pobladores de la zona se percataron que la cascada La Golondrina, llamada así por que cada mañana acudían cientos de aves a ella, se encontraba seca, al igual que la poza la licuadora que es alimentada por el cause de la Golondrina y de donde los pobladores de Agua Azul se abastecen de líquido.

El presidente de la Sociedad Cooperativa de las Cascadas de Agua Azul aseguró que en 41 años de operación jamás había pasado algo así, aun cuando fuera temporada de sequía.