Las colonias provenientes de Europa en México durante el Porfiriato fueron pensadas para modernizar la producción agrícola, pues gracias a sus conocimientos y tecnologías sería posible mejorar las condiciones del campo.

Por esta razón miles de italianos vinieron a México, instalándose en Veracruz, Ciudad de México y Puebla. Sin embargo, a poco más de 100 años de su fundación, sólo Chipilo sobrevivió a los cambios culturales y aún conserva los rasgos y su dialecto de origen.

chivo

Los chiplieños además de hablar español, utilizan el véneto, la lengua originaria del pueblo de Segussino, Italia, de donde provinieron la mayoría de las familias.

Actualmente cuenta con alrededor de 3,500 habitantes, en su mayoría Chipileños, pues hasta hace poco comenzaron a permitir los matrimonios entre chipileños y no chipileños, lo que provocó la diversificación de la comunidad.