Rosalba Morales de 46 años es originaria de San Jerónimo Purenchécuaro, Michoacán y se ha convertido en la embajadora de la comida tradicional mexicana.

En noviembre Rosalba viajó a Toronto, Canadá para presentar platillos como buñuelos de trigo, gorditas rellenas y salsa de charales, el viaje lo realizó gracias a las autoridades de Ciudad Hidalgo, Michoacán, quienes la contactaron para que fuera embajadora.

El camino de Rosalba no ha sido fácil pues aunque siempre amó la cocina no siempre se pudo dedicar a ella, primero tuvo que huir a Estados Unidos pues sufría maltratado por parte de su pareja, una vez que cruzo la frontera sufrió de explotación laboral pero nunca se dio por vencida.

Al regresar a México se labro su camino e inicio vendiendo chiles en vinagre hasta llegar a lo que es hoy, una representante del patrimonio Intangible de la Humanidad, su meta es llevar los sabores de México a Japón.

 

rosalba2