Uno de los primeros alimentos que te prohíben al iniciar una dieta son los carbohidratos como las harinas refinadas, dulces, pasteles y pastas. Pero no te preocupes ¡te tenemos buenas noticias! Las pastas te ayudan a bajar de peso.

Según un estudio publicado en BMJ Open, la pasta dentro de una dieta saludable podría ayudarte a deshacerte de esos kilitos de más.

Para concluir esto evaluaron el impacto del consumo de pasta en el peso corporal y el IMC de 2 mil 488 participantes, estas personas consumieron alrededor de 3.3 porciones de pasta a la semana en vez de otros carbohidratos.

El gran resultado obtenido fue que mantuvieron un índice glucérmico (IG) bajo, gracias a esto terminaron perdiendo una pequeña cantidad de peso. El autor principal del estudio, el Dr. John Sievenpiper, confirmó que “el estudio encontró que la pasta no contribuyó al aumento de peso ni al aumento de la grasa corporal”.

Pero recuerda: para que esto funcione es necesario llevar una dieta balanceada y controlar las porciones para evitar sorpresas con la báscula.