Las películas de Hollywood por muchos años nos han hecho creer que tener sexo en la ducha es fácil y excitante, sin embargo, la mayoría de las personas que lo han intentado saben que no es fácil, ni romántico y a veces puede llegar a matar la libido de la pareja.

 

giphy-6-1

Y es que al tener sexo bajo la regadera se sufre de falta de espacio, todo está resbaloso y seguro saldrás con graves moretones. Pero es muy común que hasta que no se experimenta en carne propia, las personas no están satisfechas.

 

De igual forma  aquí te dejamos una lista de lo NO tan padre de hacerlo en la ducha, para que sobre tu propio riesgo lo intentes o lo pienses dos veces antes de meterte con alguien bajo la regadera para hacer el amor.

 

giphy

 

  • Los codazos, empujones y la búsqueda constante por el chorro de agua, para evitar el frío es lo más recurrente en estos encuentros húmedos.
  • Mentira que el agua lubrica. Siempre es mejor un cuerpo que suda a uno mojado con agua.
  • Se llenan de jabón hasta los ojos y terminan por ducharse (literal).

 

giphy-1

 

  • La boca se llena de agua cuando tienen sexo oral.
  • Parece que, en vez de tener sexo están haciendo acrobacias. Todo se vuelve un reto cuando buscan una posición que les acomode
  • El miedo a resbalar y caer es constante, hasta que finalmente pasa y alguien cae.

 

giphy-71

 

  • El agua no deja que todo funcione como debería funcionar. Incluso cuando por fin parece que habéis encontrado la posición ideal, no se puede hacer con la misma intensidad.
  • Cuando deciden tirarse al piso, muchas veces resulta peor que el intentar hacerlo parados.
  • Tienes que irte a dormir completamente mojada, porque ya no son horas de secarse el cabello.

 

giphy-70