Alison Hill es una biofísica de la Universidad de Harvard que descubrió que las emociones se contagian, esto como consecuencia de la empatía.

via GIPHY

Las emociones negativas suelen contagiarse más que las positivas, de acuerdo con su investigación, una persona feliz puede esparcir sus sentimientos entre un 9 y 11 por ciento, mientras que una persona triste puede hacerlo hasta un 50 por ciento, esto se debe a que en el pasado, el hecho de percibir cómo actuaban los demás alertaba de posibles peligros.

via GIPHY

El problema llega cuando esto se convierte en un circulo vicioso, pues la energía negativa nos causa estrés que después pasamos a los demás.

via GIPHY

Por lo que, lo mejor que podemos hacer es cuidar quienes son las personas de las que nos rodeamos y así evitar vivir en un ambiente tóxico.

via GIPHY