Todas amamos los zapatos: altos, bajos y de todos los colores y formas, pero a veces estos accesorios pueden ser un problema por qué nos sacan ampollas, nos cortan o se resbalan.

via GIPHY

Pero no sufras más, con estos tips estarás cómoda todo el día luciendo tu par favorito:

No resbales, es normal que al tener un par nuevo las suelas sean muy suaves y tengas este problema, lo que puedes hacer para resolverlo es es pasar una lija por esta área y así tendrán mayor fricción.

via GIPHY

Si te aprietan lo mejor es llenar con agua dos bolsas de agua de cierre hermético y colocarlas dentro de tus zapatos y meterlos dentro del congelador por 12 horas.

via GIPHY

Evita que los tacones te dañen los dedos colocando cinta adhesiva en el tercer y cuarto dedo, con esto evitas la tensión y podrás caminar facilmente.

via GIPHY

Evita las ampollas colocando un poco de desodorante en gel en las zonas que más te rocen y si ya las tienes puedes aliviarlas remojando tu pies en té verde o negro.

via GIPHY