Sophía tiene seis años, y a su corta edad hizo historia en nuestro país: esta pequeña nació siendo niño y hace poco se convirtió en la primera menor de edad en cambiar de nombre y género en su acta de nacimiento sin la necesidad de pasar por un juzgado, pues a diferencia de otros casos en los que además de pasar por un juez, se necesitaba la opinión de un doctor y un psicólogo, solo se necesitó una opinión especializada y el apoyo del Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México.

nina-trans-baleada

Su historia.

La mamá de Sophía, contó que la primera vez que la escucho referirse hacia ella misma como mujer, fue en un hospital al que acudieron por un percance, ahí le cambiaron sus pantalones por una bata, hecho que la emociono y dijo “Mami, me pusieron vestido”.

Con el paso del tiempo, su conducta reafirmaba ser la de una infancia trans, estaba deprimida sea aislaba;  y los problemas aumentaron cuando ella entró al preescolar, donde además de recibir burlas por parte de sus compañeros, las maestra no aprobaban su conducta, sobre todo cuando ella contó a sus amigos que tendría una fiesta en la que se disfrazaría de Frozen, fue entonces que las autoridades escolares presionaron a los padres para poner en marcha “un plan de choque”, que consistía en que pasará más tiempo con su padre, realizando actividades “propias de su género”, como jugar con balones o realizar alguna reparación en casa, lo cual provocó que se sumiera en tristeza, hasta que al cumplir los cinco años se sinceró con su madre y claramente le dijo “Yo no quiero ser niño, quiero ser niña”.

Buscando información, sus padres encontraron el colectivo Ser Gay, el cual brinda apoyo a a la comunidad LGBTI, y aunque las primeras asesorías no fueron fáciles, la familia de Sophía nunca dejo de apoyarla, hasta que poco después comenzó a vivir como la niña que ella quería ser.

Lamentablemente en su Colegio se opusieron a este cambio, a pesar de que la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México dieron un dictamen a su favor, por lo que decidieron cambiarla de escuela donde para todos siempre ha sido Sophí.

El pasado 22 de julio Sophía y su madre viajaron a la Ciudad de México para recoger su acta de nacimiento, dejando su pasado como varón atrás.

sophia-firmando-el-acta-con-su-nueva-identidad-en-mexico-6203301546627

via GIPHY