Frente a los entrenamientos de alta intensidad que están tan de moda, algunos que a pesar de ser de menor impacto y considerado por muchos lentos, tienen muchos beneficios. Como el caso del LISS Cardio, un entrenamiento menos demandante.

Quizás el nadar, caminar, o montar bicicleta a un ritmo más tranquilo era algo que no parecía ser muy eficaz, pero una de las mejores representantes del mundo fitness, la australiana Kayla Itsines, creó la etiqueta #LISS para demostrar que es algo que va más allá y con el que seguro lograrás tener el cuerpo que deseas.

El Low Intensity Steady State (‘estado continuo de baja intensidad’) puede ser la opción realista de iniciación al deporte y una manera saludable de perder peso.

En esto consiste el LISS Cardio

Los ejercicios de baja intensidad son esos que mantienen el esfuerzo entre un 50% y 70% de la capacidad cardíaca máxima. Para saber tu frecuencia cardiaca máxima según tus pulsaciones existe una formula muy sencilla a 220 le restas tu edad y ese es el máximo de pulsaciones que deberías registrar.

El LISS Cardio puede practicarse con una caminata a paso rápidos o mentando bicicleta elíptica o fija, para que el esfuerzo se mantengan en el 50% o 70% que hablamos lo recomendable es hacerlo durante 45 minutos al día.

Así perderás peso…

El objetivo para bajar de peso con entrenamientos de baja intensidad es la duración prolongada. Además de la actividad física el LISS Cardio quema grasa, pues al consumir carbohidratos, el cuerpo con intervalos de frecuencia cardiaca sostenidos por un tiempo prolongado, comienza a consumir la grasa almacenada.

Además de acelerar el metabolismo, quemar calorías y mejorar la salud cardiovascular, el LISS Cardio también disminuye el riesgo de lesiones. Incluso se recomienda para personas sedentarias, pues al ser fácil de realizar se garantiza la constancia.