Los mandatarios de las dos Coreas han hecho historia este viernes, se comprometieron a trabajar por la desnuclearización de la zona por una paz permanente, durante la cumbre histórica en la Zona Desmilitarizada.

Con un simbólico apretón de mano en la frontera el presidente surcoreano, Moon Jae-in, el líder norcoreano, Kim Jong-un afirmó que Corea estaba en “el inicio de una nueva historia”.

Ambos mandatarios firmaron el texto que proclama que “no habrá más guerra en la península de Corea”. Tras esta noticia el presidente de Estados Unidos dio su opinión al respecto: “Tras un año furioso en lanzamientos de misiles y pruebas nucleares, está teniendo lugar un histórico encuentro entre Corea del Norte y del Sur. Están ocurriendo cosas buenas, pero solo el tiempo dirá“.

En otro tuit, Trump escribió: “¡FIN DE LA GUERRA DE COREA! ¡Estados Unidos, y todo su GRAN pueblo, deberían estar muy orgullosos de lo que está ocurriendo hoy en Corea!