Todos vivimos con el miedo de que en alguna ocasión un rayo alcance al avión en el que vamos y provoque un accidente fatal. Pero la realidad es que esto es algo demasiado común, pero afortunadamente este medio de transporte está resguardado ante este tipo de situaciones.
En el interior del avión existen miles de sistemas y cables que permiten operarlo de forma exitosa. El cuidado de estos elementos es igual de importante que la estructura exterior.
Al igual que los computadores que uno puede tener en casa, una sobrecarga eléctrica también puede dañar esta importante parte del avión. Para evitar esto cada uno de los sistemas vitales y críticos deben estar blindados y poseer supresores de alzas eléctricas.