Este fin de semana se llevó a cabo el primer bloque de conciertos del Coachella 2018, el cual estuvo lleno de famosos, glamour y mucho talento. Sin duda la más esperada del festival fue Beyoncé, quien había creado grandes expectativas después de que el año pasado tuviera que cancelar su presentación por su avanzado embarazo.

Y Queen B no decepcionó a nadie ya que su presentación incluyó el rencuentro de Destiny’s Child, un dueto con su esposo Jay-Z y bailó al ritmo de reggaetón.

Kelly Rowland y Michelle Williams subieron al escenario para cantar algunos de sus grandes temas de los noventa y principios de los 2000, como “Say My Name”, “Soldier” y “Lose My Breath”. La última vez que se presentaron juntas fue durante los Premios Stellar en 2015.

Después continuó su presentación interpretando sus temas “Sorry”, “Crazy in Love” y “Drunk in Love”, cuando invitó a su esposo Jay-Z al escenario para cantar juntos “Déjà Vu”.

Además, sorprendió a la audiencia cantando el tema que comparte con J Balvin “Mi Gente”.

🌍MI GENTE COACHELLA 🌍 @beyonce 👑👸🏽👑

A post shared by J Balvin (@jbalvin) on

Finalmente se despidió agradeciendo ser la primera mujer negra en liderar el Coachella cantando el tema considerado como el “himno nacional negro” de James Weldon Johnson, llamado “Lift Every Voice and Sing”.