Todo el mundo sabe que las mujeres somos resistentes al dolor, por eso cuando sentimos uno muy intenso y nos quejamos es porque de verdad nos duele y los cólicos menstruales no son la excepción.

Es más, estudios han demostrado que los cólicos pueden ser tan fuertes que su intensidad puede ser comparada con el dolor al de un infarto.

El profesor de salud de University College of London, John Guillebaud, dijo que los pacientes que fueron analizados describieron el dolor por espasmos como: casi tan malo como tener un ataque cardíaco.

Así que ahora nadie te podrá decir que eres demasiado dramática o exagerada cuando tengas un fuerte dolor, sin embargo, te recomendamos tomar Ibuprofeno para evitar que estés sufriendo.