El atleta, Edgar Rivera, se convirtió en el primer mexicano en clasificar a una final del Mundial de Londres 2017 en la disciplina de salto de altura, tras superar este viernes la primera ronda de la prueba, igualando su récord nacional.

El mexicano, que vive y entrena en Colonia (Alemania), logró superar la altura de 2,29 metros en el primer intento, lo que le sirvió para pasar a la final del domingo.

Con esa altura de 2.29, igualó el récord de México, que había instaurado el mismo Rivera en 2016, superando en un centímetro su mejor registro de la temporada (2.28).

Edgar Rivera, de 26 años, es el mediano de tres hermanos que sobresalen en atletismo, con el mayor, Luis, como emblema de la familia, tras su bronce en salto largo en el Mundial de Moscú 2013.

Este es el tercer Mundial de Edgar Rivera, después de no conseguir superar la ronda de calificación ni en Daegu 2011 ni en Moscú 2013. Tampoco pudo alcanzar la final en los Juegos Olímpicos de Río en 2016, por lo que cumplió en Londres su desafío de superar por fin esa ronda de calificación y estar en la final.