La papada se forma por la acumulación de grasa en la zona de la mandíbula y puede aparecer por herencia genética, hipotiroidismo o problemas de sobrepeso.

Aunque la causa más común es el envejecimiento, nuestra cara no tiene la misma forma a los 20 que a los 50. La buena noticia es que podemos prevenir su aparición eliminando grasa de esta zona fortaleciendo los músculos del cuello y la cara.

Las Vocales
Para este ejercicio es necesario que estés de pie y con la espalda totalmente recta. Repites las vocales en voz alta, de manera pausada y pronunciada.
Repite 20 veces abriendo bien la boca.
read

La sonrisa invertida
Sentada o de pie, saca tu labio inferior tan lejos como sea posible. Ahora, contrae los músculos del cuello, flexiona la cabeza y lleva tu barbilla hacia tu pecho, contrayendo los músculos del cuello. Flexiona la cabeza y lleva la barbilla hacia el pecho.
Haz 20 repeticiones de este ejercicio.
smile

Besando el techo
Ponte de pie y deja caer los brazos. Extiende el cuello, tirando la cabeza hacia atrás, mirando el techo. Frunce los labios y muévelos como si intentaras besar el techo. Mantén la posición de los labios durante cinco segundos y regresa a la posición inicial. Repite 15 veces.
kiss