No es suficiente tener el destino perfecto, durante el viaje también puedes irte de fiesta o relajarte dependiendo de la experiencia que estés buscando.

Para conseguir el viaje perfecto puedes hacerte unas sencillas preguntas y descubrir que es lo que estás buscando como:

¿Por dónde quieres desplazarte?
Hay viajes cortos que se hacen por el mar y su duración puede ir de las dos noches hasta más de dos semanas. En cambio si estas buscando un recorrido más largo puedes buscar un Curcero por rio, estos recorridos suelen ser más largos y pasas menos tiempo a bordo pero conoces más lugares.

¿Qué tipo de experiencia buscas?
Según un estudio de 2017 publicado por la Universidad de Cornell, es posible distinguir cuatro tipo de categorías navieras.

Mainstream
Son barcos grandes y funcionan como resort en altamar.

Premium
Tiene varias opciones de entretenimiento más sofisticado, con actividades que se pueden enfocar en el bienestar o el arte.

Lujo
Trato personalizado, oferta gourmet y una atmósfera formal, en esta experiencia tendrás mayor oportunidad de disfrutar excursiones privadas.

De especialidad
En estos llegarás a lugares que son menos comunes o accesibles, como la Amazonia, el Ártico o las Islas Galápagos.