En un yacimiento en la colonia romana Pignataro Interamna, en el centro de Italia investigadores de la Universidad de Cambridge hallaron un reloj de 2000 años de antigüedad, el cual se mantuvo casi intacto.

El artefacto se descubrió mientras excavaban una zona frente a la entrada del antiguo teatro, en una calle secundaria de la colonia romana,  el reloj se descifraron dos textos latinos en donde describe la fabricación del mismo y según los investigadores pudo haber sido abandonado en la época medieval cuando el pueblo comenzó a ser desmontado para utilizar las piedras en otras construcciones.

reloj