Por ahí dicen: de la moda, lo que te acomoda y es muy cierto. Escoger ropa no es fácil mucho depende del cuerpo que tienes. Hace una gran diferencia el saber qué es lo que más nos beneficia y de todos los detalles que debes tomar en cuenta, el escote es uno de los más importantes.

Para empezar, identifica tu tipo de cuerpo. El peso no tiene nada que ver, son las proporciones y lo que buscamos hacer con la ropa es crear ilusiones ópticas con líneas, formas y colores para balancearlas.

Si no sabes qué tipo de cuerpo tienes, busca una cinta métrica y mide tu busto, cintura y caderas.

Manzana: El tamaño de tu busto, cintura y cadera son casi iguales

Pera: El tamaño de tus caderas es más grande que el de tu busto

Reloj de arena: El tamaño de tu busto y caderas es muy parecido. Y el de la cintura es más pequeño.

Corazón o fresa: El tamaño de tu busto es más grande que el de tu cadera

tipo-de-cuerpo

El escote para ti

Pera

Te interesa balancear y adelgazar la apariencia de tus caderas y pompas, así que necesitas tops con collares altos, ‘off shoulder’ o cuadrados. Aumentar la anchura superior equilibrará el ancho de tus caderas. Evita tops con hombros inclinados y cuellos V.

offshoulder

Corazón

El reto es adelgazar la apariencia de tu espalda y equilibrarla con tus caderas. Se te verán bien las blusas con líneas diagonales o verticales, así como cuellos cortos y en forma de V. Lo que hacen es alargar el cuello. Opta por playeras tradicionales con botones. Evita blusas sin tirantes y con correas delgadas.

vneck

Manzana

Para agregarle forma a tu figura, te conviene crear la apariencia de una indentación en la cintura para una silueta curvilínea. Blusas en corte V y escotes de peter pan te lucen de maravilla. Sólo asegúrate de que las playeras se ajusten bien a la cintura.

peterpan

Reloj de arena

La buena noticia es que casi cualquier escote te van bien, pues la industria de la ropa crea específicamente prendas para proporciones de reloj de arena. Tu única preocupación debe ser la talla, pues deben quedarte bien; ni muy apretadas, ni muy holgadas.