Noa Jansma una estudiante de Amsterdam, se cansó de que la acosaran en la calle por lo que decidió abrir una cuenta de Instagram para exhibir a sus acosadores.

Con el hashtag #dearcatcallers (queridos acosadores) Noa ha documentado a los hombres que durante un mes le han dicho cosas como “Yo sé lo que haría contigo, baby”. “Mmmmm, ¿quieres un besito?”. “Ey, ¿por qué estás triste? Eres muy dulce para estar triste”.

En todas las fotos aparece con los hombres posando sonrientes a lado de ella mientras Noa continua con cara de desaprobación y molestia.

Noa Jansma es holandesa y en su país, a partir de 2018 se prohibirá piropear a la gente por la calle con multas de hasta 190€.

Noa pidió a otras mujeres que no dejen de compartir sus experiencias para demostrar que el acoso es un fenómeno global.

#dearcatcallers

A post shared by dearcatcallers (@dearcatcallers) on

#dearcatcallers

A post shared by dearcatcallers (@dearcatcallers) on

#dearcatcallers My name is not baby

A post shared by dearcatcallers (@dearcatcallers) on

#dearcatcallers The classic

A post shared by dearcatcallers (@dearcatcallers) on

#dearcatcallers *giggling + two thumbs up* softy whispers "yess bonita"

A post shared by dearcatcallers (@dearcatcallers) on

Nog een keer #dearcatcallers *psssssst, kissing sounds and whistling"

A post shared by dearcatcallers (@dearcatcallers) on

#dearcatcallers "Babyyyyyyyy! THANKYOU" *blowkiss* (slide ➡️)

A post shared by dearcatcallers (@dearcatcallers) on

#dearcatcallers "hmmmm you wanna kiss?"

A post shared by dearcatcallers (@dearcatcallers) on