Cada vez es más difícil que una pareja de personas jóvenes se decidan a tener hijos, esto se debe principalmente a un problema de “pobreza juvenil” al que la organización Cáritas Europa ha llamado sinkies.

El término sinkies define a “parejas jóvenes sin hijos, donde ambos trabajan, pero que al combinar sus salarios apenas ganan lo equivalente a un ingreso único decente”, de acuerdo con Europa Press.

Los sinkies son jóvenes que podrían desear tener una familia, pero no pueden permitírselo porque sus ingresos son insuficientes. La palabra proviene del concepto Single Income No Kids que siginifica ingreso único sin hijos.

Los millenials enfrentan más dificultades para obtener mejores ingresos y mejores empleos que otras generaciones a su edad, a pesar de estar mejor preparados.

Un estudio del banco Credit Suisse, señala que “con los ‘baby boomers’ ocupando la mayoría de los mejores empleos y buena parte de las viviendas, a los millennials no les está yendo tan bien como a sus padres a la misma edad, especialmente en relación a los ingresos, la propiedad de viviendas y otras dimensiones de bienestar”.