Bueno no estamos hablando literalmente del cabello, nos referimos al cuero cabelludo y a esa sensación cuando no te has lavado el cabello por mucho tiempo o cuando lo tuviste muy apretado y por fin te liberas de la liga.

Según la dermatóloga de Yale, Mona Gohara esto se debe a que no lavar tu pelo, o tener un cuero cabelludo graso, puede resultar en la acumulación de sebo, lo cual causa inflamación y comezón en el folículo.

Y esto empeora cuando te rascas ya que se libera citosina, la cual terminará provocando una mayor inflamación y que el flujo sanguíneo de esta parte aumente y sientas dolor.

La buena noticia es que este problema es muy fácil de solucionar. Sólo debes de lavar tu pelo más frecuente, evitar llenarlo de químicos y amarrarlo no tan fuerte ni tan seguido cuando lo sientas adolorido o inflamado.