En 2013, Kelly Osbourne usó un barniz de uñas de diamante blanco Azature con un costo de un millón de dólares para un evento benéfico. Y aunque muchas pensamos que fue un simple lujo por la ocasión, rápidamente se popularizó y muchas famosas comenzaron a usarlo.

kely

Pero esto no es todo, el diseñador de bisutería de lujo, Azatura Pogosian, diseñó una botella única de esmalte de uñas con diamantes que se ha convertido en el sueño de muchos famosos ya que tiene 267 quilates de diamantes negros y cuesta un cuarto de millón de dólares.

26222562_583789638628325_8849677485164462080_n

Un día pensé, ¿por qué no llevar el lujo a las uñas?” dijo el diseñador. “Así que desarrollé un esmalte de uñas Black Diamond con la misma atención y calidad que mis joyas para preservar la elegancia del diamante negro”.

Además, aplicarlo correctamente tiene un procedimiento especial y sólo lo realizan pocas manicuristas famosas y cuesta $3,000 dólares por uña aproximadamente, por lo que al final de la aplicación terminarías pagando $30,000 dólares.