Así como el rostro pierde firmeza, la caída de los senos es un proceso natural del envejecimiento y es normal.

En algunas personas, la caída del busto comienza a notarse desde jóvenes, pues factores como el peso y el tamaño también influyen en ese sentido: en otra son situaciones como el amamantar o bien, los cambios drásticos de peso.

bra8

A continuación, te decimos que hábitos aceleran que tus boobies pierdan firmeza:

Hacer ejercicios de alto impacto

Los ejercicios que son repetitivos y practicados en forma constante pueden causar que el colágeno que sostiene los senos se reduzca y se produzca una caída más drástica.

Fumar

La nicotina del cigarrillo causa pérdida de colágeno y del flujo sanguíneo, lo que también influye en la pérdida de firmeza a de los senos.

No usar protector solar

El sol daña la piel, por supuesto incluida la del pecho, por lo cual es necesario que si te bronceas uses siempre protector solar, pues la piel que rodea a los senos tiene que ver con este punto.

Las dietas

Los cambios drásticos en el peso afectan a la manera en que luce la piel, que se halla más flácida, lo que hace que se reduzca la grasa de cuerpo. Los senos están compuestos de grasa, por lo cual cuando subes o bajas de peso, la piel se estira y acaba soltándose.