La Organización Mundial de la Salud asegura que las mujeres sufren más estrés laboral que los hombres, además, México es el primer país con mayor índice de estrés en el trabajo. Todo esto puede dificultarnos un poco más el camino a la hora de desempeñarnos profesionalmente.

La directora del Primer Congreso de Planeación Evolutiva, Marilu Figueroa, ha analizado algunas de las causas y cómo contrarrestar sus efectos. Para empezar Figueroa atribuye que las mujeres somos más susceptibles al estrés laboral porque buscamos más la aceptación.

Además, este tipo de estrés está relacionado con la autoseguridad, la autovaloración y la economía, por eso cuando una mujer reconoce su valor intrínseco, no requiere el reconocimiento de la empresa y puede disminuir el estrés.

En caso de que te encuentres en una situación de estrés laboral Marilu recomienda darte 5 o 10 minutos para relajarte a través de la meditación. El ejercicio que ella aconseja es: concentrarte en tu respiración y poner atención en el ritmo cardiaco. De esta forma podrás darte un respiro y concentrarte mejor en tus actividades.

Y para poner en balance tu vida familiar con la profesional considera de vital importancia definir prioridades y la mejor manera de hacerlo es escribiéndolo en una lista, de esta manera podrás encontrar el equilibrio y disminuir el estrés.