EL mal momento que vive José de Jesús Corona le costaría quedar hoy al margen de la primera lista de Ricardo “Tuca” Ferretti en la Selección Nacional, quien podría sacrificar a uno que otro “pez gordo” con miras a los partidos contra Trinidad y Tobago y Argentina a celebrarse en septiembre, que servirán de preparación para enfrentar a Estados Unidos, en el decisivo choque del 10 de octubre en busca del boleto a la Copa Confederaciones 2017.

Además del portero del Cruz Azul, el técnico interino dejaría al margen a algunos “europeos” de la talla de Rafael Márquez, Miguel Layún, Héctor Moreno y Jonathan dos Santos. En cambio, incluiría al portero del Toluca, Alfredo Talavera, además de Guillermo Ochoa, y hasta Moisés Muñoz, aunque Jonathan Orozco también estaría contemplado y podría ser una de las sorpresas.
En la zona baja, el “Tuca” aplicaría los mismos criterios que el “Piojo” Miguel Herrera. Se iría a la segura con gente que conoce. Entre quienes sobresalen Jorge Torres Nilo, Jesús Dueñas y hasta la “Palmera” Rivas se podría colar, para acompañar a Diego Reyes.
La media cancha estaría reforzada por Jesús Molina, Héctor Herrera, Andrés Guardado, así como Jürgen Damm, Javier Aquino y Giovani dos Santos. Al frente debemos considerar, en primer plano, al “Chicharito” Javier Hernández, Carlos Vela y Oribe Peralta, por citar a los más publicitados.
Hernández, pese a pasar problemas en el Manchester United, bajo la dirección de Louis Van Gaal, está bien catalogado por Ferretti.

En síntesis, tal como anticipó, recurriría a una fórmula que no está lejana al universo que generó Miguel Herrera en los meses anteriores, sin olvidar los ajustes de un técnico exigente, que se fija mucho en los detallitos.
Cabe reconocer que en algún momento se habló del naturalizado Damián Álvarez como opción, pero la “Chilindrina” prácticamente habría enterrado sus esperanzas luego de ganarse la expulsión con los Tigres frente al Herediano, en contienda correspondiente a la Liga de Campeones de la Concacaf, el cual dirigió el propio “Tuca”.