Sismólogos informaron en las primeras horas de este viernes, un terremoto de magnitud 6,2 que sacudió el norte de Filipinas, provocando que los edificios de la capital de Manila se balancearan de forma brusca, haciendo que sus muros se agrietaran.

 

Por lo que trabajadores tuvieron que abandonar sus oficinas y los estudiantes desalojaron sus centros de estudio para resguardarse, en caso de que el terremoto no cesara o aumentara su intensidad. Aunque afortunadamente las autoridades informaron que no se reportan daños fuertes o perdidas de vida.

 

520152_461961

 

Por su parte, personal del Instituto Filipino de Volcanología y Sismología aseguraron a la AFP que el terremoto se produjo hacia la 01:28 de la madrugada (hora local) en la región de Lian, aproximadamente a unos 65 km (40 millas) al sur de Manila, y a unos 173 km de profundidad.

 

El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) afirmó que la magnitud del terremoto fue de 6,2 grados de magnitud; mientras que los sismólogos de Filipinas midieron el temblor en 6,1.

 

giphy-downsized-large-9