Primero fueron las inundaciones, ahora es el intenso frío.

Las autoridades francesas decretaron la alerta naranja por las fuertes nevadas y heladas en París y en otras 45 provincias, caso la mitad de Francia.

En la región, que todavía no se ha recuperado de las recientes inundaciones, también se registró caída de nieva la cual amenaza con agravar el crecimiento del río Sena.

paris

La agencia meteorológica dijo que el episodio de nieve en la parte baja de Francia no es excepcional, pero lo suficientemente grave como para hacer que las carreteras sean peligrosas.

paris1