Las extremas condiciones meteorológicas que azotaron Europa la semana pasada ocasionaron la muerte de al menos siete personas en Holanda, Alemania y Bélgica, las fuertes ráfagas de viento volcaron camiones y obligaron a cancelar vuelos y trenes.

El Instituto Meteorológico Holandés KNMI informó: “una gran tempestad proveniente de la costa oeste, con ráfagas de viento muy violentas de entre 110 y 130 km/h, y hasta 140km/h puntualmente“.

Usuarios en redes sociales captaron increíbles imágenes donde se ve a peatones y ciclistas tratando de caminar y que son llevados con gran facilidad por los fuertes vientos. Además del impresionante desprendimiento del techo de un edificio.