Durante una reunión que sostuvieron los duques de Cambridge con un grupo de papás llamado “Dads 4 life” en Blackpool el Príncipe William confesó un gran secreto.

Al heredero al trono le es complicado peinar a su pequeña hija -“¡Nunca intentes una cola de caballo! Es una pesadilla”, dijo el Príncipe William. Esta confesión les pareció graciosa sobre todo porque su frase terminó con una broma de él mismo, ya que expresó que esa tarea se le dificultaba pues no tenia suficiente cabello con el cual practicar.

Por su parte la Duquesa de Cambridge también realizó una confesión respecto al peinado de su hija, pues dijo que hacer una trenza francesa era mucho más complicado.

Así la pareja demostró lo comprometidos que están con la labor de padres y lo mucho que aman a su familia.

 

 

 

 

 

About The Author

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.