Después de la polémica que causó por la foto en la que sostenía lo que parecía la cabeza ensangrentada del presidente Donald Trump, la comediante Kathy Griffin dijo que ha recibido amenazas de muerte y que ha sido acosada en internet.

En una conferencia de prensa en Los Angeles el viernes, Griffin confesó entre lágrimas el fin de su carrera y dijo que Trump la “quebró”. Desde la polémica el pasado martes, perdió su trabajo como presentadora del especial de la víspera de Año Nuevo de CNN y cinco teatros cancelaron sus shows de comedia.

kathy

Griffin aseguró que había sido contactada por el Servicio Secreto y que los Trump están “tratando de arruinar mis derechos para siempre”.

Su abogada, Lisa Bloom, dijo que Griffin ha sido denigrada, ha recibido amenazas de muerte, perdió su trabajo, su sitio de internet fue cerrado y está siendo investigada por el Servicio Secreto.

kathy

Además, agregó que su clienta está amparada por la Primera Enmienda de la Constitución sobre libertad de expresión y que tenía derecho a burlarse del presidente.

Te puede interesar:

TODA LA POLÉMICA DE LA FOTO CON DONALD TRUMP “DECAPITADO”