No todos somos monedita de oro, así que es de lo más normal llegar a tener diferencias con algún compañero de trabajo, lo complicado con esta situación es que te ves diario con esta persona.

¿Qué se hace cuando no soportas a uno de tus colegas y tienes que cruzarte con él todo los días?

1. Primero que nada, tienes que dejar de darte de latigazos porque ese individuo nada más no logras que te caiga bien. Es muy normal tener diferencias y puedes seguir haciendo tu trabajo a su lado, ya que no es tu obligación ser su amiga.

 

2. Si quieres intentar mejorar la relación laboral, puedes intentar algo llamado “el efecto de resonancia y aceptación”, el cual supone que las personas asimilamos y copiamos las actitudes a nuestro alrededor. Si tú intentas ser amable y cordial con el sujeto, lo más probable es que éste repita este comportamiento.

 

3. También ayudará si tratas de conocerlo mejor y buscas virtudes que te ayuden a simpatizar.

 

4. Si de plano no ves que esto funcione, entonces evita cruzarte con él lo más que sea posible. Así evitarás muchos corajes.