Meghan Markle mostró públicamente su apoyo a los movimientos contra el acoso sexual “Me too” y “Time’s Up”, durante el primer foro del año de la Royal Fundation, al que también asistieron William, Kate y Harry.

“Ahora mismo, estamos viviendo un mundo que tiene muchas campañas -#MeToo o #TimesUp- y no hay mejor oportunidad para continuar haciéndolo y apoyando el tema que el empoderamiento femenino y que las personas ayuden, incluyendo los hombres, en esto.”, agregó.

Markle se convirtió en el centro de atención tras sus declaraciones de empoderamiento femenino y aunque de esta manera rompió el protocolo real al hablar a favor de esta revolución que comenzó a finales de 2017 en Hollywood, la futura royal fue aplaudida y no dudó en decir que hará algo a favor de las mujeres y sus derechos.