Miles de personas salieron a las calles de Washington D.C. y otras ciudades de Estados Unidos para exigir restricciones al acceso a las armas en el país.

La marcha titulada “Marcha por Nuestras vidas”, fue convocada por estudiantes sobrevivientes de la masacre en la Secundaria Marjory Stoneman Douglas en Parklande, Florida, donde en febrero pasado perdieron la vida 17 personas.

Con pancartas que decían “Somos el cambio”, “Se acabó el silencio” y “Fuera la NRA de la política”, los manifestantes se movilizaron de la Avenida Pensilvania, cerca del Capitolio hasta la Casa Blanca. Además, esta ruta pasa junto al Trump International Hotel.

Para desdicha de los manifestantes, el presidente Donald Trump se encuentra en Florida este fin de semana.