Practicar yoga está de moda, muchas conocemos a alguien que lo practica o sabemos donde ir a tomar una clase, sin embargo no nos atrevemos a integrarnos a una sesión.

Existen muchos motivos por los que no nos atrevemos a realizar yoga, algunas pensamos que es difícil, que se necesita de elasticidad o que es toda una forma de vivir a la que no podremos acostumbrarnos. 

La realidad es que practicar yoga es más sencillo de lo que imaginas 

El yoga es para todos 

 El Yoga se adapta a ti, ya que existen cientos de posturas distintas y muchas variantes de ellas.

Aunque una postura parezca imposible siempre existen apoyos y complementos para facilitar su ejecución.

Te mejora por fuera y por dentro 

Ayuda a la flexibilidad en músculos y articulaciones, fortalece toda la musculatura corporal, aumenta la capacidad respiratoria. 

Ayuda al corazón, el sistema circulatorio y endocrino, el aparato digestivo, el sistema nervioso y el aparato locomotor.

Baja tus niveles de estrés 

El yoga te ayuda a interiorizar y concentrarte en ti, en tu respiración, en las posturas que realiza, es por eso que la práctica te llena de paz, ayuda a superar el estrés, la ansiedad, la depresión; mejora el humor, reduce la ira.