Aunque parezca que la igualdad de género está más cerca, no es así. Según el último estudio realizado por el Foro Económico Mundial (FEM), la igualdad salarial entre hombres y mujeres ha retrocedido originando una brecha mayor en la última década.

En 2017 no deberíamos ver un retroceso en cuanto a la igualdad de género”, dijo Saadia Zahidi, encargada de educación, género y trabajo en el FEM. “La igualdad de género es un imperativo moral y económico. Algunos países entienden esto y ahora están viendo los dividendos de las políticas proactivas tomadas para afrontar las brechas“, agregó.

Tristemente, ningún país ha logrado cerrar la brecha salarial, según los datos recabados de la Organización Internacional del Trabajo, el Programa de Desarrollo de la ONU y la Organización Mundial de la Salud.