Jennifer Lawrence protagoniza la edición de aniversario de la revista Vogue, que en setiembre cumplirá 125 años de fundación y lo hace siendo la imagen de cuatro portadas. Las últimas que han tenido el honor de tener su portada en esta importante revista han sido la modelo Kendall Jenner (2016), la cantante Beyoncé (2015) y las modelos Joan Smalls, Cara Delevingne y Karlie Kloss (2014).

Para la portada más espectacular la firma no contrató a un fotógrafo de renombre, sino un pintor. El retrato es en realidad un cuadro del estadounidense John Currin. Según ha explicado el artista, el encargo no fue tarea fácil: “Todo el mundo conoce su rostro, así que millones de personas verán cualquier error que cometas”.

El crítico de arte de New York Magazine, Jerry Saltz, ha destacado otro detalle: desde Salvador Dalí ningún otro artista había pintado la portada de VogueEl genio surrealista realizó cuatro portadas de la publicación entre 1938 y 1971.

Las otras portadas del número de septiembre son de los fotógrafos Annie Leibowitz (en la que Jennifer Lawrence posa con un vestido rojo), Bruce Webber (la imagen en blanco y negro) e Inez y Vinoodh (en la que viste de dorado).