Cuando pensamos en prendas básicas el color negro es una de las primeras opciones que vienen a nuestra mente, y la razón es porque muchas pensamos que este color “va con todo”, pero no es así.

A continuación, te presentamos los pros y los contras de este color:

¿Por qué elegirlo?

  • Para lograr un look formal
  • El puro color es elegante y da un aire sofisticado
  • Nunca pasa de moda
  • Tiene mucha presencia
  • Disimula pequeñas manchas


totoal
¿Cuándo no es tan buena idea utilizarlo?

  • Aunque en general tenemos la idea de que combina a la perfección con cualquier opción, los tonos pastel o el gris no se llevan tan bien con el negro.
  • No combina con todos los tonos de piel, las que son muy pálidas, con cabello rubio o rojizo son las menos beneficiadas.
  • Para eventos casuales o una fiesta de día puede ser demasiado “duro”.


¿Cómo sustituirlo?
Hay otros colores que también pueden ser la combinación perfecta entre lo formal y lo moderno como el carbón o el azul marino para utilizarlo en un evento formal o en la oficina.

El mejor consejo es pensar en una nueva paleta de colores y que el negro solo sea una opción más.