El futbolista Rafael Márquez fue vinculado con el crimen organizado por el Departamento del Tesoro del gobierno del Estados Unidos, por ser presunto prestanombres de la red liderada por el narcotraficante Raúl Flores, que operaba en Jalisco y Ciudad de México.

Raúl Flores actualmente enfrenta al menos dos órdenes de arresto por acusaciones de tráfico de cocaína ante Cortes del Distrito Sur de California y del Distrito de Columbia en Washington.

El Departamento del Tesoro de EU congeló bienes y sancionó a 42 entidades en México, entre ellas el equipo de futbol Club Deportivo Morumbi y un casino. Además, algunas dedicadas a la salud y rehabilitación, restaurantes, bares, casinos y producción musical.

Sin embargo, hoy el futbolista se presentó a declarar ante la PGR, el comunicado presentado dice “el día de hoy se presentó ante la PGR, de manera voluntaria, el señor Rafael Márquez Álvarez, para rendir de manera voluntaria su declaración. La investigación está en proceso”.