En los últimos años, los juguetes sexuales han evolucionado hasta llegar a poder reemplazar a una persona con los muñecos sexuales, como Gabriel que fue creado para dar placer femenino.

images-1

Pero todos estos avances están comenzando a preocupar a los especialistas, como al profesor de Robótica e Inteligencia Artificial, Noel Sharkey, quien externo su inquietud en el informe Our Sexual Future With Robots, donde describe como poco ético la creación de estos juguetes, y asegura que deberían prohibir la venta de aquellos que tienen el aspecto de un niño.

via GIPHY

Y es que, aunque aún son pocas las empresas que los fabrican, se espera que dentro de un futuro no tan lejano creen toda una revolución, por lo que hace un llamado para tomar conciencia de lo que serían las relaciones sexuales entre humanos y androides.

via GIPHY

Actualmente estos robots tienen piel de silicona, un esqueleto de metal, y cabello y ojos que les dan un aspecto más real, pero ¿qué tan humanos podrán llegar a ser?

via GIPHY