Este jueves el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, anunció que expulsará a 60 diplomáticos estadounidenses y que cerrará el consulado de EU en San Petersburgo.

Esto se da en respuesta del Gobierno ruso a la expulsión por parte de Washington y de otros 26 países, 19 de ellos de la Unión Europea, de más de 150 diplomáticos rusos en sus territorios.

La expulsión de los diplómaticos rusos fue como represalia por el intento de asesinato con un agente químico del exespía Serguéi Skripal y de su hija a principios de mes en Reino Unido. Londres culpa a Rusa, aunque Moscú niega ser responsable del ataque.